Ciencia Regional: Evolución Estelar

Ciencia regional

EL CICLO DE UNA ESTRELLA

706436main_20121114-304-193blend_m6-orig_full

Sol, el centro de nuestro sistema solar
(Crédito fotografía: NASA)

Hay más estrellas en el universo que granos de arena en todas las playas del mundo. Los seres humanos somos hijos de aquellas luces que cada noche nos cautivan cuando levantamos la vista al cielo; los átomos que componen nuestro cuerpo se formaron en el corazón de ellas.

¿Cómo nacen, viven y mueren estas esferas de gases que producen su propia luz?

Primero es necesario saber que existen distintos tipos estrellas, dependiendo de dónde nacieron y de cuáles eran los compuestos químicos en ese momento. Entre otras, están las gigantes azules, que son calientes y muy brillantes; las enanas rojas, que son más frías y menos brillantes; y las enanas blancas que son las más antiguas, de temperaturas muy altas, de luminosidad baja, y muy pequeñas (Del tamaño de la Tierra).

“Las estrellas nacen de grandes acumulaciones de gas y polvo que se forman debido a la gravedad. Es un proceso lento, que en el caso de una estrella similar al Sol lleva alrededor de cinco mil millones de años. Las estrellas evolucionan y cambian durante el tiempo”, explica Carolina Agurto, licenciada en física y estudiante del magíster en astrofísica de la Universidad de Valparaíso, y co-creadora de Star Tres, iniciativa de divulgación de la astronomía.

En su interior, las estrellas producen energía a través de reacciones nucleares,

transformando hidrógeno en helio vía fusión. Carolina Agurto explica que a nivel general, el ciclo de una estrella de tipo solar o de menos 9 masas solares (9 veces la masa del sol) es el siguiente:

Aparece una nube molecular, empieza a rotar muy rápido y se forma la estrella.

Star_cycleUna estrella pasa el 90% de su vida en una fase de secuencia principal, donde quema hidrógeno en su núcleo. En algún momento se termina el hidrógeno y empieza a quemar helio en su núcleo, crea una capa de hidrógeno, se comienza ahinchar y pasa a la fase de gigante roja. Cuando se acaba el helio en su núcleo se producen inestabilidades y pulsos (contracción y expansión) en las capas exteriores de la estrella dando lugar a la expulsión de éstas en una nebulosa planetaria que posteriormente deja en el centro una enana blanca. Las estrellas más masivas, por arriba de las 9 masas solares, tendrán un final en forma de supernova.

Las explosiones de supernovas son muy especiales y estudiarlas permite desentrañar misterios de la vida. Desde el Observatorio Las Campanas en Chile, se descubrió la primera supernova más cercana a la Vía Láctea, la Supernova 1987a.

Explosión de una supernova

Pero la explosión en supernova no es el fin de una estrella, ya que con sus residuos se pueden formar estrellas de neutrones y agujeros negros estelares. Las primeras son pequeñas, giran muy rápido sobre su eje, producen radiación  electromagnética y son altamente densas. Los segundos se producen por un gran colapso gravitatorio, su radio es pequeño y su densidad muy alta.

“Una estrella que está alrededor del agujero negro sería completamente desintegrada y absorbida. El material es atraído al agujero negro, donde cae en forma de espiral. Ni la luz puede escapar de ahí”, comenta Agurto.

Agujero negro v/s una estrella de neutrones

En resumen, el final de las estrellas son explosiones, ya sean en supernovas o nebulosas planetarias. Pero no todo termina ahí, ya que su explosión proporciona material que da origen a nuevas estrellas.


Aquí puedes descubrir de manera interactiva cómo las estrellas nacen, viven y mueren.

[prezi id=»o14spkz2o5kl» width=500 height=400 lock_to_path=1 html5=1]


A través del siguiente enlace puedes ver “Evolución estelar: las estrellas nacen, viven y mueren”, charla dictada por Carolina Agurto en el ciclo Viernes de Cultura + Ciencia, organizado por el PAR EXPLORA Valparaíso y el Museo Fonck.

http://livestream.com/exploravalpo/events/3826853

Autor: PAR EXPLORA Valparaíso

Comments are closed.