Ciencia Regional: En busca de la píldora de la juventud

Ciencia Regional

EN BUSCA DE LA PÍLDORA DE LA JUVENTUD

Pildora-Juventud-3La población de Chile ha experimentado uno de los procesos de envejecimiento demográfico más acelerados del mundo y se estima que para el año 2050 más de un tercio formará parte de la tercera edad.

Si bien, los avances en medicina de las últimas décadas han hecho posible que la esperanza de vida supere los 80 años, la expectativa de vida saludable no se ha incrementado de manera proporcional. Según datos de la Superintendencia de Salud y del Servicio Nacional de la Discapacidad, se estima que al menos el 40% de la población adulta mayor del país padece de alguna enfermedad crónica y que de cada cinco adultos mayores, al menos dos presentan discapacidad física o motora.

Las enfermedades crónicas no transmisibles como la hipertensión, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, el síndrome metabólico asociado a obesidad, la diabetes, la litiasis biliar, la artrosis y las demencias, entre otras, son afecciones de salud de larga duración y de progresión lenta, la mayoría incurables. Los síntomas y diagnóstico de este tipo de enfermedades se presentan con mayor frecuencia en la población de adultos mayores.

El hecho de que la edad sea el factor de riesgo más importante en la mayoría de las enfermedades crónicas se debe al envejecimiento, un proceso fisiológico natural. “Al envejecer se producen cambios biológicos, funcionales y psicológicos que lenta y progresivamente afectan la capacidad de adaptación de una persona a su entorno ambiental y social, aumentando su vulnerabilidad a la aparición de enfermedades que menoscaban la salud y la calidad de vida”, explica Iván Alfaro, Dr. en Biología Celular y Molecular de la Universidad de Playa Ancha (UPLA).

El envejecimiento saludable reúne una serie de acciones integradas preventivas para mantener buenas condiciones de salud y autovalencia hasta la edad más avanzada posible. La receta es simple: llevar una vida saludable, realizar ejercicio, evitar los vicios como el tabaco, mantenerse activo física e intelectualmente y disfrutar la vida.

Pildora-Juventud-1A la vez, surgen voces científicas planteando que el bloqueo de los procesos biológicos del envejecimiento podría ser capaz de retrasar, prevenir, aminorar o incluso tratar las principales enfermedades crónicas que afectan al adulto mayor. “Se han identificado genes y mecanismos celulares que al ser activados o inhibidos han demostrado aumentar el período de vida de distintos organismos de experimentación en laboratorio. De aquí surge la hipótesis de que el envejecimiento podría ser modulado y retrasado a través de estrategias farmacológicas”, señala el investigador.

Un ejemplo de esto es la metformina, una droga ampliamente usada para tratar la resistencia a la insulina en pacientes que padecen diabetes del tipo 2, la cual demostró en algunos modelos animales aumentar la longevidad e influenciar procesos celulares y metabólicos asociados al desarrollo de patologías vinculadas al envejecimiento. Estos resultados han promovido la realización de la primera prueba clínica destinada a medir los efectos de un fármaco sobre parámetros objetivos de envejecimiento biológico.

A las múltiples investigaciones que apuntan a comprender la biología del envejecimiento se suma el trabajo que realiza el Dr. Alfaro en el Departamento de Biología de la Facultad de Ciencias Naturales y Exactas de la UPLA, quien se enfoca en estudiar los mecanismos de cómo las conexiones neuronales o sinapsis se ven alteradas morfológica y funcionalmente durante el envejecimiento normal.

“Parte de los procesos biológicos del envejecimiento radica en la disminución de la capacidad de nuestras células de responder a distintos estímulos de estrés y de reparar y reciclar componentes celulares dañados. Descubrimos que un mecanismo asociado a la degradación selectiva de proteínas dañadas, cuya actividad se ve afectada durante el envejecimiento, tiene un rol importante en mantener la integridad de las sinapsis neuronales. La restauración farmacológica de este mecanismo potencialmente podría retrasar los efectos del envejecimiento en la sinapsis neuronal asociados, por ejemplo, al deterioro cognitivo”, explica el investigador.

La fuente de la eterna juventud es una leyenda acerca de una fuente que contenía aguas milagrosas que curaban y devolvían la juventud a quien las bebiese o cayera en ellas. Hoy, el deseo milenario del ser humano de vivir más años y en forma saludable rejuvenece en los laboratorios científicos. Si bien, ahora en vez de la fuente lo que se busca es la píldora de la juventud, el Dr. Alfaro aclara: “Un tratamiento efectivo contra el envejecimiento cerebral podría consistir en la suma de distintas estrategias en forma simultánea, tanto farmacológicas como de medicina preventiva”.

Fuente

Departamento de Biología, Facultad de Ciencias Naturales y Exactas, Universidad de Playa Ancha

Edición

PAR Explora de CONICYT Valparaíso

Tags:

Comments are closed.